Posted on

Prevenir también es salud. Tócate

Es primordial convertir el autoexamen mamario en una rutina de conocimiento, intimidad y responsabilidad con nuestro cuerpo. Conocer, consentir y cuidar nuestros senos debe ser nuestra prioridad. Toda mujer debe conocer la morfología y textura de sus senos, de forma que le permita descubrir cualquier cambio en los mismos.

El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno aumentan tus posibilidades de vivir llena de salud.

Un estilo de vida saludable puede disminuir el riesgo de padecer cáncer.

Las mujeres tienen más riesgo que los hombres de contraer cáncer de mama. Es por ello que deben realizarse con regularidad un autoexamen, el mismo consiste en:

Observación: De pie, con las manos en tres posiciones (al lado del cuerpo, en la cintura y detrás del cuello) frente a un espejo, revise toda el área de sus mamas y sus axilas.

Palpación: Acostada, con la mano derecha detrás del cuello, palpe con la mano izquierda toda el área de la mama derecha y la axila derecha. Use las yemas de los dedos y muévalas de forma circular. También puede palpar de abajo hacia arriba o desde la periferia de la mama hacia el pezón. Ejerza diferentes niveles de presión (leve, moderado e intenso) y al terminar, haga lo mismo con la mama izquierda.

Realizarlo mensualmente le permitirá conocer sus mamas y detectar algún signo de alerta (endurecimiento, modificación en la piel y el pezón, secreciones espontáneas, hendiduras, cambio de tamaño y forma). De sentir u observar alguna diferencia o anomalía es vital asistir al médico para que realice los exámenes pertinentes. Estos exámenes con

frecuencia son: Mamografía y ecosonografía.

La mamografía es una gran aliada para el diagnóstico temprano de cáncer de mama. Consiste en una radiografía del seno, rápida, fácil y segura, que puede detectar tumores muy pequeños, que no son palpables. Los médicos aconsejan hacerse una mamografía anual a partir de los 40 años de edad, o antes si hay factores de riesgo.

En algunos casos, es recomendable realizar otras pruebas diagnósticas como el ecosonograma mamario, resonancia magnética y/o biopsias.

En el caso de las mujeres el cáncer de mama puede estar relacionado con las diferentes terapias hormonales, como cuando se padece de menopausia o de cualquier otro trastorno hormonal que se presente en las diferentes etapas de la vida

.

En Medicina Sistémica contamos con Ginecologix, fórmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios, producto excelente en el tratamiento de afecciones propias de la mujer que tomándolo en forma preventiva nos ayuda a mantener nuestro sistema hormonal en óptimas condiciones.

¡Pídelo ya!