Posted on

Cómo tener una buena digestión

La digestión es un proceso básico y vital ya que obtenemos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento en nuestro organismo.

Tener problemas digestivos es mucho más  común de lo que parece y en estas fechas donde las celebraciones con familiares y amigos nos hacen comer  a cualquier hora.  Cuando la ingesta se realiza  desordenada, y de forma rápida influye negativamente en el sistema digestivo y causa malestar estomacal.

Comer con disgusto o ansiedad hace que las enzimas digestivas se vuelvan lentas. El comer fuera de las horas o cenar tarde puede causar pesadez, hinchazón abdominal, ardor o reflujo, siendo estos los síntomas más habituales de una mala digestión

Favorecer el tránsito de los alimentos digeridos es fundamental para permitir la correcta absorción de los nutrientes y el agua, evitar gases intestinales y contribuye al bienestar abdominal.

Incluye alimentos frescos, naturales y de temporada, evitando alimentos procesados y limitando el consumo de alimentos grasos. Optar por cocinar alimentos  a la plancha, al vapor o al horno favorece a una buena digestión.

Recuerda masticar bien los alimentos, la digestión comienza en la boca donde producimos saliva, fluido esencial cargado de enzimas que ayudan a digerir mejor los alimentos. Disfrutar de una buena digestión, requiere hacerlo con calma.

En Medicina Sistémica tenemos un grupo de productos 100% natural, sin efectos secundarios, como son: Gastro-Plus, que estimula la secreción gástrica, salival y biliar, Enzimas de Plantas que ayuda a digerir y asimilar la digestión pesada, y Ginger que alivia la dispepsia. Tomándolos en forma preventiva no ayudan a tener una buena digestión, aportando a una mejor calidad de vida.

¡Pídelos ya!