Posted on

La insulina. Qué es y cual es el nivel óptimo en la sangre

La insulina es una hormona producida por el páncreas, ésta ayuda a regular los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. La insulina es vital para el transporte y almacenamiento de la glucosa en las células y ayuda a utilizarla como energía para el organismo.

El páncreas produce dos tipos de insulina: La basal que es lenta y continua, ayuda a mantener los niveles de glucosa siempre estables. La pulsátil, que es rápida y en mayor cantidad secretada generalmente cuando la glucosa se encuentra en valores altos.

La función más importante de la insulina es contrarrestar la acción concertada de varias hormonas que causan hiperglucemia (niveles elevados de azúcar en la sangre) y de mantener niveles de glucosa sanguínea bajos (hipoglucemia). Además de su papel en la regulación del metabolismo de la glucosa, estimula la lipogénesis, disminuye la lipólisis e incrementa el transporte de aminoácidos a la célula.

Podemos ver la importancia de tener una producción de insulina óptima en nuestro organismo ya que esta logra mantener los niveles de glucosa en la sangre aumentando o disminuyéndola según la necesidad que tenga nuestro cuerpo. Cuando los niveles de azúcar se ven alterados por exceso o por defecto de manera continuada y el cuerpo no regula estas variaciones se pueden producir problemas graves como lo es la diabetes.

En Medicina Sistémica contamos con el producto Hepaforte, fórmula herbolaria que contiene 19 plantas medicinales, 2 vitaminas y 3 minerales que actúan para mejorar la resistencia a la insulina, prevenir y tratar las complicaciones causadas por la diabetes, mejora la circulación sanguínea, estimula la secreción de insulina aumentando la captación y transporte de glucosa hacia el interior de la célula.

¡Pídelo ya!

Posted on

Asmas y Alergias

A pesar que ambas condiciones tienen relación, ya que la alergia puede desencadenar un ataque de asma, no debemos de confundir el asma con la alergia.

El asma es una inflamación de los bronquios, lo cual hace que estos se irriten y estrechen causando dificultad para respirar. Es un grupo de síntomas que se prolongan o van repitiendo y que incluye tos, “pitos” en el pecho y dificultad respiratoria.

Durante un ataque de asma los músculos que rodean las vías respiratorias hacen que se estrechen, las membranas que los recubren se inflaman y producen más moco, limitando el flujo de aire.

La alergia es una respuesta defensiva del sistema inmunológico frente a algunas sustancias externas (alérgenos) como el polen, el polvo y el moho las cuales provocan reacción en las personas alérgicas a ellos. Es una reacción que se vuelve perjudicial para el organismo y causa diversos síntomas, tales como estornudos, congestión, picazón, ojos llorosos, ronchas o piel irritada.

No todos los asmáticos son alérgicos ni todos los alérgicos son asmáticos

Entre las causas más comunes de los síntomas de alergia y los ataques de asma se encuentran los siguientes:

– El moho o la humedad

– Los ácaros del polvo (insectos muy pequeños que viven en las camas y alfombras.

– El humo de segunda mano (tabaquismo pasivo o involuntario)

– El humo

– Los perfumes intensos

– Lavar la ropa guardada en el closet, aún si esta no ha sido usada ya que puede desencadenar una crisis de asma por el polvo que puede acumular.

– Elimine o limpie con frecuencia los peluches, tapetes, alfombras, ya que estos atrapan polvo rápidamente.

Es importante averiguar qué desencadena los ataques de asma o las alergias, por lo tanto es vital ir al médico, quien mediante pruebas puede determinar la causa exacta del asma o alergia, de esta forma podemos tomar las medidas necesarias y evitar así que estas sean recurrentes.

En Medicina Sistémica contamos con el producto Inmunologix, fórmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios, que mejora la inmunidad corporal estimulando la producción de mediadores de las respuestas inmunes, ayudándonos a lograr una mejor calidad de vida.

¡Pídelo ya!