Posted on

Prevenir el envejecimiento

Como seres humanos siempre hemos tratado de mantenernos jóvenes por más tiempo, para ello cuidamos nuestra alimentación teniendo una dieta rica en frutas, verduras, proteínas y minerales, hacemos una actividad física por lo menos tres veces por semana, nos hidratamos, evitamos hábitos dañinos como fumar, beber alcohol en exceso, todo para mantener nuestra juventud.

Desde siempre el envejecimiento ha sido el principal desafío para la comunidad científica y ha tratado de devolverle al cuerpo la estructura molecular y celular de un adulto joven. Hoy en día hay un gran avance en la prevención del envejecimiento con el uso de tratamientos con células madres.

Las células madres pueden convertirse en el tipo de célula necesaria para reparar el tejido dañado, contienen factores de crecimiento y pueden acelerar la curación, pueden reducir la inflamación y el dolor. Se reproducen rápidamente y se conservan por largos períodos de tiempo.

El cuerpo está formado por millones de células, a medida que envejecemos esas células pierden la capacidad de regenerarse y autorepararse, lo que hace que el cuerpo comience a tener cambios, los cuales conocemos como envejecimiento. La terapia de medicina biológica, puede ayudar a reducir los síntomas del envejecimiento.

La medicina biológica contiene nutrientes esenciales que le dan nueva vida a nuestras células envejecidas, produce un efecto anti-aging que ayuda a retardar las enfermedades del envejecimiento, ya que ayudan a las células a rejuvenecer y energizándolas, son considerados una fuente de salud y vida, son capaces de inducir la reparación de los tejidos del cuerpo dándoles vida nueva.

En el Centro Medicina Regenerativa contamos con los tratamientos de medicinas biológica llevados a cabo por profesionales Médicos especializados, quienes le asesorarán ayudándoles a prevenir el envejecimiento y de esta forma lograr una mejor calidad de vida.

¡Pida su cita hoy!

Posted on

¿Sistema inmunológico debilitado?

Nuestro sistema inmunológico está compuesto por una red de células, tejidos y órganos que se encargan de proteger nuestro cuerpo. Este sistema es nuestra gran protección y la respuesta a determinados agentes externos que pueden entrar en nuestro organismo y hacernos daño, trabajan juntos cuando perciben una amenaza.

Los glóbulos blancos o ¨leucositos¨ son los encargados de agredir los organismos que nos provocan las enfermedades. Muchas pueden ser las causas de un debilitamiento de nuestro sistema inmune, como lo son el estrés, la mala alimentación con demasiadas grasas saturadas, alimentos refinados y productos refinados.

Es importante estar alerta y conocer los indicadores de un sistema inmune debilitado. Debemos escuchar las señales de aviso que nos da nuestro cuerpo cuando está luchando contra agentes externos como son:

· Algún tipo de infección frecuente, de orina, oído, riñón o de estómago

· Encías inflamadas constantemente

· Constipados y gripes frecuentes

· Dolores constantes de cabeza y mareos

· Cansancio y agotamiento constantes

Es esencial seguir una dieta rica en nutrientes, antioxidantes, frutas y verduras, alejar el estrés, descansar y hacer deportes, todo nos ayuda a mantener un buen sistema inmunológico.

En Medicina Sistémica, contamos con el producto Inmunologix, fórmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios, que mejoran la inmunidad mediante la estimulación de la respuesta inmune aumentando el número y la actividad de los linfocitos, tiene una acción energizante e inmuno-estimulante, es un excelente soporte para mantener un sistema inmune saludable, lo que nos permitirá tener una mejor salud y mejor calidad de vida.

¡Pídelo ya!

Posted on

¿Por qué la alergia estacional?

La alergia estacional a veces denominada como “rinitis alérgica estacional”, son bastante frecuentes, especialmente en primavera, verano o el otoño.

Estas alergias estacionales causan: purito en la piel, goteo nasal, ojos llorosos y estornudos. Se puede tener alergia a uno o más tipos de polen, por lo que la temporada de alergia se extiende desde el inicio de la primavera hasta final del otoño. La intensidad de los síntomas varian en cada estación y ocurren cuando el moho del exterior libera sus esporas y las plantas (árboles, arbustos, hierbas) liberan diminutas partículas de polen al aire.

Si la persona desarrolla un catarro cada año en la misma época, es bastante probable que se trate de una alergia estacional, son bastante fáciles de identificar porque sus síntomas aparecen cada año. Los síntomas de alergia que suelen aparecer de repente y durar mientras la persona siga expuesta a su alérgeno son:

· Estornudos

· Picor en la nariz o garganta

· Congestión nasal

· Secreción nasal acuosa

· Tos

Los síntomas de la alergia de por sí, son suficientemente malos, pero en muchas personas puede causar o empeorar otras complicaciones, por lo que es mejor prevenirlas.

En Medicina Sistémica contamos con el producto: Aller-G, fórmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios que fue diseñada para el tratamiento de las alergias estacionales, rinitis y afecciones similares, proporciona alivio a los pocos minutos y reduce la predisposición alérgica si se toma durante 3 o 4 meses. Estimula el metabolismo energético, modulador inmunológico.

¡Pídelo ya!

Posted on

¿Qué son los Triglicéridos?

Los triglicéridos son sustancias grasas en la sangre (lípidos) y en él organismo. Es un tipo de grasa que provienen especialmente de alimentos como la mantequilla, aceites y otras grasas que comemos, también de las calorías adicionales que son aquellas que comemos pero que el cuerpo no necesita de inmediato y el cuerpo cambia estas calorías adicionales en triglicéridos.

Tener niveles altos de triglicéridos (hipertrigliceridemia) aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, enfermedad de arterias coronaria, accidente cerebrovascular, hipertensión, entre otros. Algunos factores que pueden subir el nivel de triglicéridos son:

·Dietas ricas en grasas

·Consumir más calorías de las que el cuerpo quema

·Sobrepeso u obesidad

·Fumar, beber alcohol en exceso

Se puede reducir los niveles de triglicéridos con cambios en nuestro estilo de vida que promueva nuestra salud en general como son:

·Controlar nuestro peso evitando la obesidad

·Realizar actividades físicas con regularidad

·Limitar el azúcar, carbohidratos y los alimentos refinados

·Evitar fumar, limitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas.

·Cambiar las grasas saturadas a grasas más saludables.

·Reducir el consumo de carnes rojas, embutidos y lácteos.

·Incluye en tu dieta frutos secos, vegetales verdes de preferencia crudos, cereales integrales entre otros.

En Medicina Sistèmica contamos con el producto: Triglisterol, fòrmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios. Inhibe la absorción gastrointestinal de grasas, reduce el colesterol y los triglicéridos, aumenta la energía celular mejorando nuestro sistema inmune proporcionándonos una mejor calidad de vida.

¡Pídelo ya!