Posted on

Arterosclerosis:

Las placas están compuestas de grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre, haciendo que la sangre circule con mayor dificultad y aumente el riesgo de producir obstrucciones. Al acumular el colesterol en las paredes de las arterias estas se vuelven más gruesas y rígidas, pudiéndose, ocasionar un infarto de miocardio o un accidente cerebro-vascular. La mejor forma de luchar contra la arteriosclerosis es la prevención de factores de riesgo como son: hipercolesterolemia, hipertrigliceridermia, diabetes, hipertensión, obesidad, todas estas llevan al desarrollo de la arteriosclerosis y sus complicaciones trombóticas. La arterosclerosis ocasiona que la circulación sanguínea quede reducida de forma importante, existiendo un déficit en el aporte sanguíneo a los órganos y tejidos del cuerpo humano que no reciben los nutrientes necesarios provocando las llamadas enfermedades cardiovasculares.

Debemos adoptar hábitos de vida saludables y llevar un control de aquellos factores de riesgo que favorecen su desarrollo, hábitos tales como:

· Tener una alimentación sana y balanceada
· Evitar consumir exceso de grasas saturadas
· Aumentar el consumo de frutas y verduras
· Tener una práctica regular de actividad física.
· Es importante realizar ejercicios de tipo aeróbico como montar bicicleta, correr, andar a paso rápido.

El modificar nuestro estilo de vida es la clave para evitar la arteriosclerosis. Medicina Sistémica contamos con Circulat, fórmula herbolaria 100% natural, sin efectos secundarios que ayuda a mantener un sistema circulatorio en óptimas condiciones.